Un bar de hielo y una pista de karts… ¡a bordo de un crucero!

Norwegian Cruise Line ha desvelado los detalles más curiosos de su oferta en alta mar, incluyendo el único bar de hielo a bordo de un crucero, una pista de karts flotante, un circuito de combate láser al aire libre, la posibilidad de disfrutar de hasta 29 opciones gastronómicas o del acceso exclusivo a la isla de la que es propietaria la compañía.

Un bar de hielo único en alta mar

Inspirado en los hoteles de hielo de Escandinavia, se trata de una cámara ártica donde la barra, las paredes, los asientos y los vasos están todos hechos de hielo. Es el único en alta mar, a bordo del Norwegian Epic, y se puede visitar cuando el barco está navegando. Se ofrecen guantes y una capa térmica que facilita la estancia y protege del frio y se sirven deliciosos cócteles. Se han necesitado aproximadamente 6.000 litros de agua para construir su barra, paredes, mesas, taburetes, vasos y esculturas de hielo.

Una pista de karts flotante

Los pasajeros puedenpisar el pedal a fondo en una pista de carreras para coches eléctricos de dos pisos. El circuito de competición, el más largo en alta mar con aproximadamente 300 metros de extensión, ofrece múltiples curvas y giros con cuatro configuraciones de velocidad pensadas para pilotos noveles, de nivel intermedio y expertos, que podrán alcanzar hasta 50 kilómetros por hora. Eso sí, los vehículos eléctricos circulan de manera silenciosa para no molestar a aquellos que desean disfrutar de un entorno tranquilo. Las pistas de karts se pueden encontrar en el Norwegian Joy, el barco para el mercado chino inaugurado recientemente y en el Norwegian Bliss, que lo hará en la primavera de 2018.

Un circuito de combate láser al aire libre

Este buque, actualmente en construcción en Alemania, albergará también un circuito de combate láser al aire libre, donde los pasajeros podrán poner a prueba su agilidad. Con una temática ambientada en una estación espacial abandonada, el circuito cobra vida tanto de día como de noche para que los pasajeros lo recorran con sigilo y compitan contra amigos y familiares con pistolas láser de última generación. El barco contará asimismo con un parque acuático con dos toboganes de varios pisos.

Feel Free para comer donde se quiera en hasta 29 restaurantes

El característico concepto Feel Free de Norwegian Cruise Line, sin turnos de cena fijos o códigos de etiqueta, introduce una gran cantidad de opciones gastronómicas. Hay hasta 29 restaurantes con especialidades francesas, italianas, japonesas o brasileñas. Todos ellos suponen un consumo medio semanal de 5.600 docenas de huevos frescos, 5.000 kilos de patatas, 4.500 copas de yogurt o 450 kilos de carne.

Una isla privada sólo para los pasajeros

Great Stirrup Cay es un resortde playa de un kilómetro cuadrado de extensión exclusivamente creado por Norwegian Cruise Line para sus pasajeros en las Bahamas. La isla ofrece múltiples actividades como esnórquel, kayak o la posibilidad de relajarse en una cabaña privada frente al mar. La playa tiene 40.000 metros cuadrados y un paseo marítimo de 800 metros que se extiende a lo largo de la orilla. Justo al lado, el complejo de entretenimiento y actividades de 2.000 metros cuadrados ofrece un escenario para música en vivo y juegos, junto con canchas de baloncesto y voleibol con gradas. Y si se quiere más emoción hay un circuito de tirolinas con una extensión de 300 metros. Los que deseen más exclusividad pueden disfrutar de una aislada playa de aguas cristalinas y 22 villas privadas con aire acondicionado.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Un bar de hielo y una pista de karts… ¡a bordo de un crucero!