Riu muestra cómo convertir dos hoteles en uno

Análisis/ Siempre me ha sorprendido la capacidad que tienen los profesionales que se dedican a esto de visualizar cómo quedará un espacio después de transformarlo totalmente y que no se parezca en nada a como lo estamos viendo hoy. Me ha vuelto a pasar al poder comparar en fotos cómo eran antes los hoteles Riu Belplaya y Riu Costa Lago, construidos en 1972 y 1990, respectivamente, y cómo se han convertido en el ClubHotel Riu Costa del Sol, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en ‘Riu culmina con el ClubHotel la renovación de su oferta en la Costa del Sol’. Por mucho que me lo intentara explicar su director, Rafael Ramírez, era incapaz de hacerme una idea. Hasta ahora.

En sólo cinco meses, y con una inversión de 25 millones de euros, Riu Hotels & Resorts ha unido sus dos hoteles en uno, renovando totalmente su oferta hasta casi hacerla irreconocible, como prueban las fotos. En primer lugar, para integrar a los dos establecimientos y convertirlos en uno solo, donde estaba la rotonda que distribuía el tráfico entre ambos dentro del recinto se decidió colocar la recepción. Un amplio espacio con mucha vida, donde se ubica el bar Rebujito, siempre en constante actividad.

Por su parte, el antiguo lobby del Riu Costa Lago se ha convertido en uno de los seis bares repartidos por todo el complejo, El jardín de Lola, todos con nombres inspirados en Andalucía.

Las terrazas del antiguo Riu Costa Lago se han reformado completamente, dotándolas de mayor amplitud al retirar el arco que las cubría y poniendo la barandilla de cristal.

La piscina principal, de 400 metros cuadrados y rodeada de un amplio solárium donde se distribuyen hasta casi mil hamacas, es la estrella de sus cinco piscinas. Ubicada frente a la playa, se ha elevado de su ubicación inicial con el fin de dotarle de privilegiadas vistas al mar que se ven asimismo favorecidas por un cerramiento en cristal del recinto que facilita su integración en el entorno.

A los dos restaurantes que sumaban ambos hoteles han añadido un tercero, especializado en cocina italiana, ‘La dolce vita’. En la imagen, el de gastronomía andaluza ‘María Sardina’.

Sus 596 habitaciones han sido totalmente remodeladas (algunas de ellas tenían hasta moqueta), como puede apreciarse en la imagen.

De hecho, en la pared frontal que da al mar se han abierto las terrazas de las suites, que disfrutan, ahora sí, de las vistas en primera línea de playa.

Finalmente, el cambio de los baños también salta a la vista y ahora, de nueva construcción, disponen de un moderno equipamiento con duchas estilo walk-in.

El nuevo diseño ha permitido en suma abrir grandes espacios con jardines y terrazas para aprovechar el óptimo clima de la Costa del Sol mientras se disfruta de la vida al aire libre. Por ello, y con el fin de garantizar espacios suficientes de sombra y nutrir las zonas ajardinadas, Riu ha cultivado decenas de palmeras nuevas que se han sumado a las que ya existían. El resultado salta a la vista y ya se ha traducido en un incremento en torno al 25% en el precio medio.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Riu muestra cómo convertir dos hoteles en uno