Ocho municipios turísticos sellan una alianza para ser más competitivos

Los municipios de Arona, Adeje, Benidorm, Calviá, Lloret de Mar, Salou, San Bartolomé de Tirajana y Torremolinos, que concentran más de diez millones de visitantes, firmaron ayer la Declaración para una Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa. Esta unión nace con el objetivo de analizar y hacer una puesta en común de sus desafíos, proponer estrategias comunes para el desarrollo del negocios turístico y reivindicarse como voz cualificada ante las administraciones autonómica, nacional y europea en sus retos comunes y en la reclamación de apoyos financieros. Entre otras exigencias, reclaman un nuevo sistema de financiación específico para los municipios turísticos, al tiempo que apuestan por la reconversión de los destinos.

En la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT), donde se firmó el acuerdo, los alcaldes destacaron que el turismo ha sido el motor de la economía española en los últimos años y quieren mantener este liderazgo. Con este fin, pretenden abordar importantes retos, como la recualificación integral de sus ciudades, el rediseño de su oferta con más propuestas de valor que aporten beneficio económico, social y medioambiental y transformando su realidad con visión de futuro.

Los ocho municipios representan concentran 10,5 millones de viajeros, más del 10% de los casi 100 millones de movimientos turísticos registrados en España en 2016, y el 50% de las pernoctaciones en destinos de sol y playa.

El alcalde de Salou, Pere Granados Carrillo, que detalló los objetivos de la declaración que firmaron ayer, dijo que “el producto de sol y playa ha sido y seguirá siendo el verdadero motor de la actividad turística en España”. Señaló que se trata de municipios que comparten una realidad desde el punto de vista de la prestación de los servicios y que “hay que tener capacidad de reinventar el destino para adaptarnos a las demandas“.

La alianza tiene tres objetivos principales:

  • Crear un espacio de reflexión y debate para intercambiar experiencias y afrontar estrategias conjuntas para el futuro sin perder la identidad.
  • Reclamar un nuevo sistema de financiación específico para los municipios turísticos, donde se incremente la participación en los ingresos del Estado y los procedentes de la respectivas comunidades autónomas.
  • Aumentar la cooperación y crear mecanismos de coordinación para definir políticas y estrategias en ámbitos como la planificación, la gestión o la financiación, al tiempo que se valorarán planes de renovación de los destinos

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos ( Cehat), Joan Molas, que estuvo presente en la firma de la alizanza, felicitó a los alcaldes por apostar por una iniciativa despolitizada, ya que proceden de diferentes formaciones políticas. Asimismo, señaló que esta alianza “sólo va a funcionar si el objetivo es el mismo”. Al tiempo les ofreció tanto el apoyo de esta asociación como del ITH y les pidió que incluyan la luchan contra la economía sumergida entre sus prioridades.

Por su parte, el director ejecutivo de la OMT, Carlos Vogeler, destacó el “enorme poderío y la gran fuerza” que tienen estos municipios en “un país referente para el turismo mundial“.

Los alcaldes de las ocho ciudades defendieron que los destinos de sol y playa necesitan un mayor grado de especialización de la oferta para conseguir atraer a nuevos visitantes y ofrecer propuestas complemententarias.

Creen que hay que adaptar este modelo vacacional a las nuevas demandas y avanzar en su desarrollo sostenible teniendo en cuenta las tendencias socio-demográficas y la necesidad de posicionarse en un entorno de crecimiento cualitativo y competitivo, donde hay que prever una mayor segmentación de la demanda.

En general, todos los alcaldes hablaron de compromiso, unidad para que la reconversión de los destinos sea una constante en el tiempo, esfuerzo conjunto, de crear un espacio común para generar valor añadido, riqueza y empleo.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Ocho municipios turísticos sellan una alianza para ser más competitivos