Norwegian lanza las rutas a EEUU con su filial irlandesa tirando precios

Norwegian Air Shuttle ha anunciado este jueves el lanzamiento de los primeros vuelos Europa–Estados Unidos que opera su filial irlandesa Norwegian Air International (NAI), autorizada por el Departamento de Transporte de los Estados Unidos el pasado mes de diciembre después de dos años de espera en medio de polémicas de congresistas, aerolíneas y gremios de la aviación, especialmente, pilotos. La low cost ha revelado 10 nuevas rutas intercontinentales sin escalas desde Irlanda y el Reino Unido a varias ciudades de la Costa Este de los EEUU con tarifas básicas que no llegan a 70 € el trayecto, sin incluir los extras como equipaje facturado, comidas y selección de asientos.

NAI es la licencia con que la que Norwegian opera los vuelos de corto y
medio radio desde sus siete bases españolas, incluyendo los domésticos.
Los vuelos de Barcelona a Estados Unidos, previstos a partir del 5 de junio próximo, serán operados con el Boeing 787 Dreamliner por la matriz noruega Norwegian Air Shuttle
(ver: Norwegian unirá España y EEUU con vuelos directos a partir de 2017 y en Norwegian prevé conectar Barcelona con cinco ciudades de los Estados Unidos).

La aerolínea anuncia 38 frecuencias semanales a partir de este verano, desde Edimburgo y Belfast en el Reino Unido y desde Cork, Shannon y Dublín en Irlanda, a tres destinos Nueva York, Boston y Nueva Inglaterra. Las llegadas serán a tres aeropuertos secundarios –Stewart, en Nueva York; Providence, Rhode Island y dentro del área metropolitana de Boston; y Bradley, en Connecticut-, con tasas aeroportuarias significativamente más bajas que ayudan a la aerolínea a ofrecer precios sustancialmente más bajos para las rutas transatlánticas.

Adicionalmente, también contribuye que se trata de las primeras rutas intercontinentales que Norwegian operará con el nuevo Boeing 737 MAX, versión actualizada de clásico 737 aunque con un alcance muy superior y mayor eficiencia, y equipado con motores más potentes y eficientes, permitiéndole una flexibilidad y un consumo de combustible y costes operativos inferiores.

De hecho, Norwegian será la primera aerolínea europea en operar el MAX, modelo del que tiene un pedido firme de 108 unidades y otras 92 en opción de compra. El primer MAX será entregado a Norwegian el próximo mes de mayo.

En medio de polémicas

Norwegian opera entre Londres Gatwick y EEUU desde 2014, con su filial británica. Sin embargo, en el caso de la operadora con registro irlandés, fue acusada de utilizarla para contratar tripulantes en contratos de compañías asiáticas. Después de más de dos años, Norwegian irlandesa recibió la autorización definitiva de EEUU a principios del mes de diciembre pasado. De hecho, ellargo proceso en el que las autoridades no daba respuesta, la comisaria de Transportes de la Unión Europea (UE), Violeta Bulc, llegó a intervenir el marzo pasado (ver: Europa exige a EEUU cumplir el acuerdo de cielos abiertos con Norwegian).

Las aerolíneas norteamericanas han objetado durante años a la presencia de Norwegian Air en el mercado estadounidense, alegando que la compañía está agregando vuelos que exceden la demanda de los viajeros, lo que se traduce en una reducción de las tarifas y una pérdida en los ingresos de otras aerolíneas.

Más de 100 legisladores pidieron al presidente Trump el mes pasado que bloqueara los vuelos de Cork y Shannon a Boston, según el Irish Times. Afirmaron que el servicio amenazaba la industria de la aviación internacional de Estados Unidos y le pidieron que revocara el permiso hasta que la compañía cambiara su modelo de negocio (ver: Piden a Trump que revoque el permiso de la filial de Norwegian).

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Norwegian lanza las rutas a EEUU con su filial irlandesa tirando precios