Lufthansa, Easyjet, Condor… ¿quién se quedará con Airberlin?

La Comisión Antimonopolio alemana (un organismo asesor sin capacidad de intervención) ve con ojos críticos la posible adquisición parcial por parte de Lufthansa de la aerolínea Airberlin, que el martes se declaró insolvente, y subraya que de llevarse a cabo la operación, deberá atenerse a “condiciones estrictas”. El gobierno alemán quiere que la venta parcial de Airberlin (hay otras aerolíneas interesadas, entre ellas EasyJet y Condor) concluya en un plazo de cuatro a ocho semanas.

Desde que Airberlin, la segunda aerolínea de Alemania, se declarase el pasado martes 15 de agosto insolvente, tras dejar de recibir apoyo financiero de su accionista mayoritario Etihad Airways, los pretendientes interesados en hacerse con la aerolínea berlinesa no han dejado de llamar a la puerta. Entre ellos, la poderosa Lufthansa. Ver también Airberlin acumuló pérdidas de 1.075 M € entre 2016 y marzo de 2017.

Sin embargo, Airberlin y Lufhansa son competencia directa en muchas rutas”, recordó Achim Wambach, jefe de la Comisión Antimonopolio alemana, en declaraciones al diario “Rheinische Post”, al tiempo que advirtió de que “para una aprobación de la fusión, Lufthansa debería contar con condiciones y obligaciones estrictas”.

Entre estas condiciones, Wambach aludió a la renuncia de gran parte de los derechos de despegue y aterrizaje de Airberlin.

En cualquier caso, hace tiempo que Lufthansa ha echado el ojo a los recursos de Airberlin. Cabe recordar que Eurowings, aerolínea low cost del grupo Lufthansa, puso en marcha a principios de este año una operación de wet lease (arrendamiento con tripulación) con Airberlin.

Mediante esta operativa, Eurowings ha podido ofrecer 23.000 vuelos adicionales al año, más de 60 nuevas conexiones y aumentar su tráfico en tres millones de pasajeros.

Cabe recordar además que el pasado mes de diciembre Airberlin fichó como presidente a un alto cargo de Lufthansa, Thomas Winkelmann.

Dudas sobre el crédito de 150 millones de euros

Por otra parte el jefe de la Comisión Antimonopolio (un organismo asesor que, a diferencia de la Oficina Federal de la Competencia no tiene capacidad de intervención) advirtió de que el crédito de transición 150 millones de euros que el Gobierno alemán concederá a Airberlin para que pueda seguir operando por unos tres meses, podría ser incompatible con las normas de ayudas estatales.

Aunque por otra parte la canciller alemana, Angela Merkel, ha afirmado que Airberlin tiene activos para devolver el crédito de 150 M €.

“Oportunidad para fortalecer la industria aérea alemana”

En tanto, el ministro de Transporte, Alexander Dobrindt, dijo en declaraciones al diario “Bild” que no existen dudas acerca de que la adquisición parcial de Airberlin por parte de su competidora directa, Lufthansa, no sea compatible con las normas antimonopolio.

Al mismo tiempo, subrayó que la liquidación de la aerolínea quebrada supone una buena oportunidad para el sector de la aviación en Alemania.

Según Dobrindt, es el momento de “aprovechar la oportunidad” para reubicar “de manera estratégica” los 140 aviones, las capacidades y a los empleados de Airberlin “con el fin de fortalecer la industria alemana de la aviación en el mercado internacional”.

Negociaciones en marcha

En tanto, la propia Airberlin informó en declaraciones al diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung” que mantiene conversaciones desde hace semanas con varias compañías interesadas, de las cuales no quiso dar el nombre, aunque los medios hablan de la aerolínea de bajo coste Easyjet, así como de Condor, la filial de Thomas Cook.

Ver también EasyJet se prepara para el Brexit y se convierte en un grupo paneuropeo y también Condor y Thomas Cook Airlines UK amplían su flota de largo radio.

“Además de Lufthansa, estamos en contacto con otros dos interesados del sector de la aviación”, dijo el presidente de Airberlin, Thomas Winkelmann, según el cual todas las compañías son “serias en términos financieros” y “suficientemente grandes en cuanto a su volumen como para ofrecer un futuro seguro a Airberlin”.

Según Winkelmann, estas empresas, que cotizan en bolsa, tienen además el interés de seguir operando desde Alemania.

Por otra parte, se mostró confiado de poder salvar muchos de los alrededor de 8.600 empleos.

“A pesar de la insolvencia, creo poder alcanzar mi objetivo y salvar gran parte de los empleos. Lo lograremos”, dijo en declaraciones al semanario “Die Zeit”.

En tanto, el semanario “Focus” adelantó que el gobierno alemán quiere que la venta parcial de Airberlin concluya en un plazo de cuatro a ocho semanas.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Lufthansa, Easyjet, Condor… ¿quién se quedará con Airberlin?