Los directores de hotel ante la turismofobia: ¿De qué comeríamos en España?

Vicente Romero, presidente y fundador del Círculo Internacional de Directores de Hotel (CIDH), reconoce que “para algunos es más interesante hablar de turismofobia que de lo positivo de la industria que saca a flote todo nuestro país. Pregunto, si no hay turismo: ¿de qué comemos en España?¿Qué alternativa proponen?”. Su propuesta está clara: planes de formación para todo el sector, no sólo el hotelero, con el fin de poder optar a un turismo de más calidad.

Romero se lamenta de que “teniendo esta temporada un incremento tan positivo en ocupación, nadie esté hablando de tomar medidas y preparar planes de choque para el sector, para poder convertirnos en un destino de calidad a nivel mundial y de este modo poder elegir los mercados más pudientes. Aunque sea por circunstancias ajenas a nuestro país, tenemos la oportunidad de coger la sartén por el mango; pues tal y como vamos puede que incluso nos quememos”.

Y es que, como destaca el presidente del CIDH, “en Lloret de Mar, Calella de la Costa, Salou, Torremolinos, Benidorm y otros tantos, en los años 80 había tanta gente en sus calles principales como ahora y nadie se escandalizaba (no estoy hablando del crecimiento de la ciudades)”. Esas calles “tienen el mismo aforo que antes y nunca tuvimos problemas; por lo tanto, qué sucede ahora. Urbanidad”.

Por ello subraya que “deberíamos estar preparando planes correctivos para tras la temporada comenzar con un plan de formación del personal muy necesario. El turismo somos todos, no sólo los hoteles, sino también restaurantes, cafeterías, chiringuitos, tiendas, etc. Todos viven de turismo y la mayoría necesita formación, con reformas de todo tipo para subsanar los defectos cometidos en los servicios no sólo hosteleros, con el fin de asegurarnos la temporada próxima y estar en disposición de optar por tener un turismo de más calidad que genere más ingresos para el trabajador, empresarios y administraciones”.

Romero se pregunta “cuándo nos vamos a tomar en serio en este país la industria del turismo. Pero a unos sólo les interesa hablar de turismofobia; para otros, mantener la imagen de que todo es superar las cifras del año anterior, en entradas por los aeropuertos, en pernoctaciones.Récords”.

Sin embargo en su opinión “el sector hotelero necesita un análisis a fondo, estudios de mercado, verificación de precios, solventar las competencias desleales en alojamientos, mayor colaboración directa con la Administración y que no devuelvan el dinero de la formación a la UE por no utilizarlo. Así, que tengan la humildad de no cambiar lo que funciona y cambien las cosas que no funcionan, pero en consenso general”.

Puede parecer complicado, admite, “pero deberíamos pensar que detrás de nosotros viene mucha juventud a la que hay que dejar estándares de calidad; los que ahora deciden deberían pensar en el mañana y no en su poder personal que pueden tener hoy. Hagan que nuestra industria sea un referente mundial; el turismo ya nos ha sacado de una crisis y nos puede mantener en un progreso continuo con nuestra diversidad cultural y todos nuestros activos.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Los directores de hotel ante la turismofobia: ¿De qué comeríamos en España?