Google, ¿amenaza para los grandes turoperadores europeos?

Mucho se ha escrito de las novedades de Google en sus buscadores de vuelos y hoteles, pero no se ha hablado tanto de sus últimos movimientos en el mercado de paquetes turísticos en Europa, que podría tener importantes implicaciones para todala industria. Y es que acaba de desarrollar su metabuscador para paquetes turísticos que, aunque de momento de manera muy limitada, puede ofrecer al consumidor en una única pantalla la comparación de precios de paquetes de viajes y sus componentes individuales, según han destacado desde Phocuswright.

El proyecto empezó en abril con pruebas muy limitadas en Alemania y el Reino Unido, pero es ahora cuando el servicio parece estar ampliamente disponible en el país germano, al menos a través de móvil. Aunque aún no está claro si Google ofrecerá este servicio en más países, puede suponer una clara ventaja para el consumidor, advierten desde Phocuswright.

Aunque Google no inventa nada nuevo, porque Kayak ya puso en marcha un metabuscador de paquetes turísticos en Alemania en 2012, pero compara paquetes entre sí, no con los componentes individuales del viaje. Google lo que hace es colocar las ofertas de paquetes de turoperadores junto con las de hoteles y aerolíneas en una única pantalla de móvil. Mientras la mayor parte de Europa está discutiendo la dificultad de desplegar las ofertas de viaje atendiendo a la nueva Directiva Europea de Viajes Combinados, el buscador ofrece a los viajeros la posibilidad de comparar precios de un simple vistazo.

Aunque, debido a las limitaciones técnicas del sector de los turoperadores tradicionales, el número de compañías participantes en Google Package todavía es limitado. Sin embargo ofrece a nuevos actores más ágiles como Lufthansa Holidays, Airberlin Holidays y el producto de paquete dinámico de Expedia la posibilidad de tener un punto de apoyo en el mercado europeo de operadores.

Todavía es demasiado pronto para el producto de metabuscador de paquetes de Google, y el escenario de turoperadores europeos ha mostrado serias dificultades para irrumpir en él, aunque las OTA y las compañías low cost ciertamente han dejado sentir su presencia. ¿Se aproxima una nueva disrupción a corto plazo? Es poco probable, pero lo que sí es cierto es que tiene el potencial para incordiar en el mundo protegido por barreras de los turoperadores tradicionales. Y, concluyen desde Phocuswright, “nosotros nos encontramos perfectamente bien con un poco de esa molestia, especialmente si empuja a la industria por el camino hacia la reinvención”.

Producto para el mercado europeo

Ésta parece ser la primera vez que Google lanza una aplicación de viajes especialmente diseñada para las necesidades del mercado europeo, donde los turoperadores desempeñan un importante papel en el segmento de ocio. Comparando el precio de los paquetes turísticos con los componentes individuales se resuelve la pregunta obvia que se hace todo viajero de si debería decantarse por una u otra opción.

No es ninguna sorpresa de que en algunos casos los paquetes turísticos son más baratos que comprar sus componentes de manera individual, pero hasta ahora esa comparación no era fácil de visionar. Los sistemas de reservas de los turoperadores (y los turoperadores en general, como reconocen desde Phocuswright) no encajan bien con el ecosistema de comparadores de precios de vuelos y hoteles.

Pero el trabajo de Google está lejos de ser perfecto, ya que hay tareas pendientes, tanto para el buscador como para los turoperadores. Para generar tiempos de respuesta más rápidos, Google Package no está enlazado con las redes de distribución de los operadores tradicionales. En su lugar utiliza modernas plataformas de almacenamiento en caché como la compañía alemana de tecnología turística Peakwork.

Precios predictivos

Otra de las novedades más relevantes del buscador es la opción de predicción de precios, que aconseja de manera efectiva a los consumidores cuál es el mejor momento para reservar un vuelo. Pero no es un invento de Google, ya que metabuscadores y algunas OTA como Farecast ya han jugado a esto mismo en su momento. La startup Hopper, entre las 10 mejores apps de viajes del mundo, se basa en ello.

Pero hay algo nuevo: mientras las alerta de precios han sido en su mayoría un complemento, Google está utilizando botones pop-up para presentarlo ante los consumidores. La exactitud de este tipo de servicios siempre depende de la calidad y cantidad de los datos evaluados, y está claro que nadie tiene más datos que el buscador, además de que la aceptación de estas herramientas también se asienta en un gran diseño, basado en el más puro estilo de prueba y error. Pero Google ha tomado nota del éxito viral de Hopper y es evidente que la previsión de precios se está convirtiendo en un componente estándar en la búsqueda y compra de viajes.

Su argumento es que así se resta estrés a la fase de planificación del viaje. Sin embargo, la adopción generalizada de precios predictivos en una plataforma tan grande como Google, y potencialmente en otras, promete introducir nuevo estrés en los departamentos de yield management de toda la industria.

La información de referencia, del analista Dirk Rogl, se encuentra disponible en la web de Phocuswright.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Google, ¿amenaza para los grandes turoperadores europeos?