El futuro del turismo de compras está en Asia

El Corte Inglés considera a los viajeros europeos que compran en sus centros comerciales en España como viajeros regionales a los que, según su director de Marketing Internacional y Estrategia en el Segmento de Lujo, Javier Fernández Andrino, “no es necesario lanzar campañas de promoción específicas porque sólo vendrán si la ciudad es efervescente”. Y es que “la promoción es realmente rentable en mercados de larga distancia, que sólo viajaran si los estimulas. Y entre ellos destaca China, cuyos turistas ya doblan el gasto de los estadounidenses pero que en unos años lo cuadriplicarán, y generan el doble de empleo en los destinos que los europeos”. Fernández Andrino ha participado en el Barcelona Tourism Summit celebrado ayer en la capital catalana.

El mercado estadounidense es hoy por hoy el emisor lejano de mayor impacto en Europa, con lo que supone para el enriquecimiento de los destinos y de sus empresas y población, pero en España sólo representa el 3%. De hecho, aunque en el Viejo Continente los mercados de larga distancia representan el 15% del gasto turístico, en nuestro país supone sólo el 8%.

Prueba de ello es que por cada euro que estos turistas se gastan en compras en Madrid, en Barcelona destinan 1,2 euros, ambas cifras muy alejadas de los 7,3 euros que gastan en París y los 6,2 en Londres. En este sentido Fernández Andrino ha incidido en que las dos ciudades españolas están a la par en gasto turístico, siendo la Ciudad Condal la que más turistas recibe, por lo que “aún queda mucho camino por recorrer”.

El gasto en compras en España se distribuye principalmente entre Barcelona (46,74%), Madrid (36,92%) y Málaga, por el peso de Marbella, con un 6,72%. En la capital española los principales clientes procedentes de mercados lejanos son latinoamericanos, mientras que en Londres provienen de Oriente Medio, en Milán de Rusia y en París los emisores de larga distancia copan el 51% del gasto en compras.

Chinos, estadounidenses y latinoamericanos son los clientes más asiduos en las tiendas europeas, pero el directivo de El Corte Inglés vaticina que en unos años el chino tendrá tanto peso como el resto de mercados juntos. No en vano, según sus propias palabras, “los mercados asiáticos representan el new money. Indonesia, por ejemplo, es uno de los emisores más importantes para París y en unos años se convertirá en una de las cinco primeras economías del mundo, por delante de los países europeos”.

Paralelamente, para 2030 el ranking de ciudades con mayor gasto turístico estará liderado por Nueva York, Shanghai y Pekín, con Londres como la única europea entre los primeros puestos, ocupando la quinta posición.

Destinos de shopping

“Todos los grandes destinos del mundo quieren ser destinos de shopping”, asegura Fernández Andrino. Y es que “el gasto en compras es el único no estándar de los que realizamos en los viajes y el que mayor riqueza y empleo genera para ese lugar porque todos comen y duermen, pero no todos compras. Prueba de ello es que los grandes hubs mundiales en este segmento (Bangkok, Nueva York, Londres y París) registran diferencias abismales entre los turistas de mayor y menor gasto en compras”.

Además, concluye, “las compras, junto con los eventos deportivos los dos vehículos que atraerán turismo estadounidense a Europa en los próximos años, según la red de agencias de lujo Virtuoso, te definen como país porque el que compra se lleva la imagen de ese país. Italia, por ejemplo, lo ha hecho muy bien con un modelo turístico para vender productos italianos, no para que los visiten. Y es que la marca país va a marcar diferencias relevantes en un mundo global”.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: El futuro del turismo de compras está en Asia