¿Cómo el Big Data mejora la gestión y la experiencia del pasajero?

Los integrantes del consorcio europeo responsable del proyecto piloto Smart Passenger Flow han realizado en el Aeropuerto Internacional de Atenas una demostración de las capacidades que ofrece la tecnología Big data para analizar el flujo de los viajeros en las terminales y mejorar la gestión de estas infraestructuras, aumentando la satisfacción de la experiencia del pasajero y la eficiencia, pudiendo generar ahorros de hasta dos dígitos.

Este piloto se enmarca dentro del proyecto Transforming Transport que la tecnológica Indra lidera y que es una de las iniciativas más importantes impulsadas por la Comisión Europea en el marco del programa de apoyo a la I+D Horizonte 2020. Su objetivo es aprovechar el enorme volumen de datos generados en el sector del transporte para mejorar la movilidad y la logística en el continente.

Para lograr este reto en el ámbito aeroportuario, Smart Passenger Flow Pilot combina el conocimiento y experiencia del gestor del Aeropuerto Internacional de Atenas (AIA); la principal aerolínea griega Aegean Airlines; la firma de consultoría especializada, Airport Gurus; y la empresa tecnológica Indra. Durante los primeros seis meses de trabajo, el consorcio ha desarrollado e implantado las primeras funcionalidades en la plataforma de gestión aeroportuaria InPlan de Indra.

En base a los datos recogidos, se mostró un modelo descriptivo de los movimientos de los pasajeros que detectó, por ejemplo, cómo los viajeros de clase business siempre llegan con la misma antelación, mientras que en el caso de los de clase turista varía en función de la hora del día y destino. También calculó el elevado porcentaje de pasajeros que no abandonan el aeropuerto cuando realiza escalas de varias horas.

En una siguiente fase de Smart Passenger Flow, el sistema mejorará su capacidad para realizar estimaciones relacionadas con los posibles retrasos que pueden producirse debido a pasajeros que llegan tarde a su puerta debido a tiempos ajustados de embarque; los viajeros que podrían perder una conexión concreta con otro vuelo; o los recursos necesarios para atender la llegada de pasajeros en las zonas de seguridad.

También adelantará a los establecimientos comerciales el perfil de pasajero que llegará en los vuelos e información sobre sus gustos y necesidades, ayudando a detectar nuevos nichos de negocio.

Para realizar estas estimaciones, los socios del piloto estudian previamente, con ayuda de tecnologías Big Data, cómo utiliza cada viajero la terminal, sus preferencias, motivaciones y comportamiento en función de las horas de salida de su vuelo, destino y otros factores. Utilizando series históricas de datos, se elaboran modelos descriptivos y se establecen diferentes perfiles de pasajero. El cruce de estos modelos con los vuelos previstos permite generar las predicciones.

Ahorros de doble dígito

Transforming Transport es una iniciativa en la que participan 47 socios de 10 países europeos. Cuenta con un presupuesto de 18,7 millones de euros y desarrolla en estos momentos 13 proyectos piloto, entre los que figura Smart Passenger Flow Pilot. Indra coordina el proyecto y lidera cuatro pilotos.

Se estima que las técnicas de Big Data generarán ahorros en tiempo y combustible de 500.000 millones de dólares en todo el mundo y reducirán las emisiones de CO2 en 380 megatoneladas al año. En Europa, un 10% de mejora en la eficiencia puede representar ahorros de 100.000 millones de euros. Sin embrago, solo el 19% de las empresas europeas utilizan soluciones de Big Data como parte de su cadena de creación de valor y procesos de negocio.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: ¿Cómo el Big Data mejora la gestión y la experiencia del pasajero?