Alemania previene a sus ciudadanos sobre viajar a Turquía

Cerca de 5,6 millones de turistas alemanes viajaron a Turquía en 2015 pero este volumen cayó un 30% el año pasado, hasta los 3,9 millones de viajeros. Y esta cifra aún podría descender más en la temporada 2017 teniendo en cuenta el aumento de tensiones y escalada verbal entre los gobiernos alemán y turco. De hecho, Berlín acaba de recomendar a los ciudadanos alemanes que extremen sus precauciones cuando viajen a Turquía.

Según informó el servicio de Radiodifusión Internacional de Alemania, Deutsche Welle, el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, ha reconocido “los difíciles momentos que atraviesan las relaciones bilaterales” entre ambos países, sobre todo tras la reciente detención de un activista alemán de derechos humanos en Estambul.

La decisión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de crear una “lista negra de decenas de empresas alemanas sospechosas de apoyar el terrorismo” también ha empeorado las relaciones entre Turquía y Alemania.

“Según el Gobierno alemán, hasta el momento han sido detenidos en Turquía 22 ciudadanos alemanes en relación con el intento de golpe de Estado. Actualmente nueve de ellos permanecen aún en prisión”, apunta Deutsche Welle.

Además, desde el intento de golpe de Estado en Turquía, rige todavía el estado de emergencia, que ha sido extendido por cuarta vez.

Duras críticas

En este entorno, el presidente turco Erdogan ha pedido a Alemania (donde residen 3,5 millones de personas de ascendencia turca) que se abstenga de intervenir en los asuntos internos de Turquía.

A pesar de ello, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, ha comparado a Turquía con la dictadura de la antigua Alemania del Este (RDA) y ha advertido a los turistas alemanes interesados en viajar a dicho país: ‘Viajan por su propia cuenta y riesgo, nosotros no podemos garantizarles nada más'”.

También el ministro alemán deJusticia, Heiko Maas, insistió en declaraciones al diario “Bild” que quien decide pasar sus vacaciones en Turquía viaja “lamentablemente a un país donde no impera el Estado de Derecho”. Ver Continúa la escalada verbal entre Alemania y Turquía.

Caída de los ingresos por turismo

Los ingresos por turismo en Turquía alcanzaron los 22.100 millones de dólares el año pasado, lo que significó una caída del 29%, según las cifras oficiales del gobierno turco.

De esta cantidad, el 72,8% procede de viajeros extranjeros, mientras que el resto corresponde a ciudadanos turcos que residen en otros países y viajan a su país de origen por vacaciones y/o para visitar a sus familiares.

Turquía recibió 25,3 millones de turistas extranjeros el año pasado, un 30% menos.

Cabe recordar que 2016 fue un año especialmente complicado para el sector turístico de Turquía, a raíz de los atentados terroristas sufridos en el país, la crisis diplomática con Rusia (otro importante mercado emisor de turistas) y el fallido intento de golpe de Estado del 15 de julio del año pasado.

Ver también el artículo publicado por la versión internacional del diario turco Hurriyet: Turkey’s tourism revenue falls 29.7 pct in 2016 amid sharp plunge in arrivals.

Fuente: Hosteltur
Leer noticia en Hosteltur: Alemania previene a sus ciudadanos sobre viajar a Turquía